Edición No. 58  / Enero - Marzo de 2015


 
 
El desertor

Balada antibelicista que Boris Vian escribe como denuncia de la guerra colonial que el ejército francés realizaba en el sudeste asiático. Censurada, prohibida su radio difusión, la canción se convirtió en uno de los grandes himnos pacifistas de la música popular del siglo XX como proclama insumisa contra todas las guerras y sus ejércitos.

Leer más…

                                                                                                              

 
 
Eduardo Haro Tecglen
tecglen  300x200

Era alto, su rostro sombrío emergía de un jersey cuello de cisne, su cabeza poderosa se dejaba ver enseguida en la primera butaca de la tercera fila del teatro en las noches de estreno o sobre la extensión craneal de cualquier cóctel literario, nunca en una manifestación callejera. Tenía un aire de intelectual francés en la retaguardia; daba siempre la impresión de que acababa de leer Le Nouvel Observateur, lo último de Sartre, los manifiestos y panfletos que emitían las organizaciones clandestinas.

Leer más...

 
   
Piedad para Kavafis
kavafis 300x200

En mi reciente viaje a Atenas me llevé en la maleta los libros de Kavafis. Quería ver Grecia con los ojos del helenista que nació y murió en Alejandría y que, por cierto, tardó tanto en visitar la que consideró siempre su patria cultural. Sorprende el hecho. ¿Cómo puede explicarse que el poeta que tenía puesta la imaginación en la Grecia clásica dejara correr el tiempo hasta ese punto? Porque el poeta coge el barco ­el Kahira­ el 13 de junio de 1901, cuando tiene 38 años y ha escrito ya gran parte de su obra.

Leer más...

 
 
La actualidad de Schopenhauer
schopenhauer-300x200

Durante la mayor parte de su vida, Arthur Schopenhauer no defendió una filosofía que gozara de actualidad. En contra de lo que era corriente en su época, su imagen del hombre no se esbozaba desde el espíritu, sino desde el cuerpo y las pulsiones, desde la biología. Con Schopenhauer se produce un giro biológico en la filosofía, una auténtica provocación para aquel tiempo. A veces siente menos aprecio por los «bípedos», que por otros animales más juiciosos. Cuando su perro de lanas le molesta, lo increpa con un «Pero, ¡hombre!». Para Schopenhauer el hombre pertenece realmente al reino animal, y por eso le encantan las frecuentes comparaciones con los animales.

  Leer más...

 
   
Poetas para todos los gustos
 
 
Nuestros libros
 
   
Enlaces
Hosting Colombia
 
 
Arquitrave en facebook y formato html
revista_arquitrave_facebook1     arquitrave_formato_html